Micorazonysuverdad

Paz interior

Últimamente me importa más estar en paz conmigo que con el mundo.

Estos meses he pasado mucho tiempo a solas, luchando contra la ansiedad que no externo me estaba causando.

Poco a poco estoy saliendo. 

Aunque hubo días en que creí que no podría, aquí estoy.

Y no es que mis problemas se hayan resuelto, sino que me estoy dando una oportunidad de gestionarlos, estoy confiando en que podré con todo y me estoy concediendo el reconocimiento que merezo.

Así que no, no he conseguido cambiar nada que no dependa (ni nunca ha dependido) de mí. Pero sí he conseguido algo mucho más necesario: una pequeña reserva de paz interior para aquellos días en los que me tiemblan los brazos de sujetar el mundo sobre mi cabeza.

Aún hay días en que lloro fuerte deseando abrazar a mi madre, pero al día siguiente me levanto y la tormenta ha pasado. 

Los próximos meses serán igual o incluso más duros, pero me he jurado que voy a dejarme los pulmones soplando cada nube que tratae de ensombrecer mi cielo azul. Mi amor propio. Mi constancia y trabajo. Mi salud. Mi felicidad. Mi paz interior. 

A mí no voy a fallarme.  

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: